Blog

5 pasos para construir un equipo fuerte

5 pasos para construir un equipo fuerte

Hoy en Grupo Eudermic te compartimos este artículo sobre por qué cuando los colaboradores trabajan sobre una misma meta, sienten interés y aprecio por su trabajo, y así la empresa obtiene mejores resultados.

Usar palabras como “poderosa” o “exitosa” para referirnos a una empresa podría suponer un lugar de trabajo rígido y con exceso de autoridad. Sin embargo, una empresa competitiva no debería ser sinónimo de un campo de batalla estilo “Juegos del Hambre”. Una organización fuerte y prestigiosa opera mejor cuando los empleados trabajan con una mentalidad de equipo, cada uno realizando una función necesaria y cumpliendo objetivos a largo plazo para posicionar y mantener el negocio. Estos son algunos consejos para asegurar que tu equipo de colaboradores sea lo más eficiente posible para tu compañía.

1. Enfócate en los puestos

Siempre es mejor hacer una selección exhaustiva a la hora de elegir a los miembros de tu equipo, incluso si esto significa un proceso más largo. Contratar personas para llenar un puesto o un organigrama puede costar más dinero a largo plazo, ya sea porque los empleados ven el rol como algo temporal y tienen menos interés en aprender o porque más tarde te das cuenta que no son los adecuados para desempeñar sus funciones. Por lo que invertir tiempo y dinero en personas que realmente se especializan en el rol que tu empresa necesita tendrá inmensos beneficios.

2. Valora cada puesto

Cuando un empleado siente que su trabajo no importa o duda del porqué lo hace es común que no se comprometa y que realice su labor de manera mecánica, sin interés. Por eso, los miembros de tu equipo deben sentirse apreciados, haciéndoles saber que son una parte crucial del engranaje de la operación de tu negocio. No es ningún secreto que tener un propósito ayuda al desempeño laboral.

3. Comunícate

La mejor forma de demostrar valor entre los miembros del equipo es a través de la comunicación. Una línea abierta ayuda a los colaboradores a compartir y crear un flujo de trabajo más productivo, por lo que debes dar voz a cada parte. Permitir que todos influyan en los comentarios y solicitar su opinión también les ayuda a mantenerse comprometidos y los acerca a los proyectos.

4. Establece metas

Fijar objetivos a corto y largo plazo debe ser la base de las tareas que se propongan cada día. Estas metas deben ser realistas para que los empleados no sientan que están trabajando por una causa perdida. Poner fechas límite puede ayudar a que el equipo se una para completar un trabajo con éxito.

5. Celebra los éxitos y fracasos

Esto une al equipo y les permite a todos ver que, cuando trabajan juntos, se pueden obtener grandes resultados. Si alguien tiene un desempeño sobresaliente, celébralo; esto ayudará a que se sienta apreciado. Si hay fallas, trabaja junto con ellos para redirigir los esfuerzos. No se trata de encontrar culpables, eso no ayuda a nadie. Mejor otórgales la misma responsabilidad para que descubran los pasos a seguir o los cambios necesarios hacia algo positivo.

Libro que debes leer para el manejo de equipos: “Cuídalos o piérdelos: haz que los mejores trabajen contigo” Autor: Beverly Kaye & Sharon Jordan Evans.

Encuentra este artículo en www.entrepreneur.com

Escrito en BLOG

Deja un comentario (0) ↓

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.